RESUCITO

RESUCITO

lunes, 30 de mayo de 2016

El Papa a los diáconos: "No tengais miedo de ser servidores de Cristo"


José M. Vidal

Celebración del Jubileo de los diáconos en la Plaza de San Pedro. Son los últimos en el escalafón, pero los primeros en el servicio. Porque eso es lo que les pide la Iglesia y el propio Papa Francisco: "Sed servidores de Cristo". Servicio constante y sin agendas, "abiertos a las sorpresas cotidianas". Un servicio coronado por la humildad, porque en la Iglesia "el más grande es el que más sirve"

Rodeado de cientos de diáconos permanentes (con su estola cruzada), Francisco celebra una solemne eucaristía.

Algunas frases de la homilía del Papa

"Servidores de Cristo"
"Apóstoles y servidores no se pueden separar. Son las dos caras de una misma medalla"
"El que anuncia a Jesus sirve y el que sirve anuncia a Jesús"
"Jesús se hizo diácono de todos"
"Otra palabra es evangelizar, misión asignada a todos crtistianos"
"Servir es el estilo con el que vivir la misión"
"Como primer paso estamos invitados a vivir la disponibilidad"
"El que sirve no es un custodio celoso de su prpio tiempo y renuncia a ser el dueño de su propia jornada. Sabe que el tiempo no lo pertenece. Es un don que recibe de Dios, para ofrecerlo a su vez"
"El que sirve no es esclavo de la agenda, disponible a lo no prgramado, dispuesto para el hermano y para lo imprevisto, a las sorpresas cotidianas de Dios"
"Servidor del que llama en cualquier horario. El servidor no tiene horarios"
"Me duele ver horarios en las parroquias. De tal a cual hora. Después, no hay puerta abierta, ni cura ni diácono...Ir más allá de los horarios. Tener esta valentía"
"El Evangelio nos muestra dos servidores: el siervo dle centurión y el propio centurión"
"Su oración es a menudo muy distinta de la nuestra: Señor, no te molestes, no soy digno..."
"La humildad es una de las virtudes del diácono, que no intenta hacer el sacerdote. Es humilde"
"Imitar a Dios sirviendo a los demás"
"En la Iglesia no es grande el que manda sino el que sirve"
"Cada uno de nosotros es muy querido por Dios"
"Un corazón sanado por Dios, que no sea cerrado ni duro"
"Pedir ser curados por Jesús, que no nos llama siervos sino amigos"
"Queridos diáconos, no tengais miedo de ser servidores de Cristo"