MONS. GONZALO LOPEZ M.

MONS. GONZALO LOPEZ M.

lunes, 18 de junio de 2018

Leonardo Boff: La crisis brasileña a la luz de la teoría de caos


Leonardo Boff 

Hace ya bastantes años, científicos provenientes de las ciencias de la vida y del universo comenzaron a trabajar con la categoría del caos. Inicialmente también Einstein participaba de la visión de que el universo era estático y regulado por leyes deterministas. Pero siempre escapaban algunos elementos que no se dejaban encuadrar en este esquema. Para armonizar la teoría, Einstein creó el "principio cosmológico", del que más tarde se arrepentiría mucho, porque no explicaba nada, pero mantenía la teoría estándar del universo lineal inalterado. Con el advenimiento de la nueva cosmología cambió completamente de idea y empezó a entender el mundo como un proceso ininterrumpido de mutación y autocreación.

Todo comenzó con la observación de fenómenos aleatorios, como la formación de las nubes, y particularmente lo que se vino a llamar el «efecto mariposa» (pequeñas modificaciones iniciales, como el revoloteo de las alas de una mariposa en Brasil, puede provocar una tempestad en Nueva York), y la constatación de la creciente complejidad que está en la raíz de la emergencia de formas de vida cada vez más altas (cf. J. Gleick, «Caos: creación de una nueva ciencia», 1989).

El sentido es éste: detrás del caos presente se esconden dimensiones de orden. Y viceversa, detrás del orden se esconden dimensiones de caos. Ilya Progrine (1917-2003), premio Nobel de Química en 1977, estudió particularmente las condiciones que permiten el surgimiento de la vida. Según este gran científico, siempre que exista un sistema abierto, haya una situación de caos (lejos del equilibrio) y esté en vigor una no linealidad, es la conectividad entre las partes que la genera un nuevo orden vital (cf. Order out of Chaos, 1984).

Este proceso conoce bifurcaciones y fluctuaciones. Por eso el orden nunca se da a priori. Depende de varios factores que lo llevan a una dirección o a otra.

Hemos hecho toda esta reflexión sumarísima (requeriría muchas páginas) para ayudarnos a entender mejor la crisis brasileña. Inevitablemente vivimos en una situación de completo caos. Nadie puede decir a dónde vamos. Hay varias bifurcaciones. Cabrá a los actores sociales determinar una bifurcación que no represente la continuidad del pasado que creó el caos. Sabemos que hay oculto dentro de él un orden más alta y mejor. ¿Quién va a desentrañarlo y hacer superar el caos?

Aquí se trata, en mi modo de leer la crisis, de liquidar el perverso legado de la Casa Grande, traducida por el rentismo y por los pocos milmillonarios que controlan gran parte de nuestras finanzas. Éstos son el mayor obstáculo para la superación de la crisis. Antes bien, ellos ganan con ella. No ofrecen ninguna subvención para superarla. Y tienen aliados fuertes, comenzando por el actual ocupante de la Presidencia y parte del Poder Judicial, poco sensible a la cruel injusticia social y a su superación histórica.

Necesitamos constituir un frente amplio de fuerzas progresistas enemigas de la neocolonización del país para desentrañar el nuevo orden, ausente en el caos actual, pero que quiere nacer. Tenemos que hacer ese parto aunque sea doloroso. En caso contrario, continuaremos rehenes y víctimas de aquellos que siempre pensaron corporativamente sólo en sí, de espaldas y –como ahora– contra el pueblo.

El caos nunca es sólo caótico. Es generador de nuevo orden. El universo se originó de un tremendo caos inicial (la gran explosión). La evolución se hizo y se hace para colocar orden en este caos. Debemos imitar el universo y construir un nuevo orden que sea inclusivo de todos, a partir de los últimos.

martes, 12 de junio de 2018

Padre Pedro Pierre: SANTIDAD AL ALCANCE DE TODOS


Padre Pedro Pierre

“¡Estén felices!”, tal podría ser la traducción del título de la última carta pastoral del papa Francisco sobra “La santidad en el mundo actual”. Personalmente resumiría la temática diciendo que “la santidad es hacer felices a los demás, más particularmente a los pobres y necesitados”. La carta del papa está llena de referencia evangélica: eso nos hace bien, porque la Buena Nueva de Jesús tiene también estas características: Podemos ser felices; debemos ser felices porque eso es nuestro destino. Pero tantos enemigos anidan en nosotros y nuestro alrededor que preferimos muchas veces escuchar falsos ‘cantos de sirenas’ y nos dejamos engañar por placeres fáciles, inmediatos, fugitivos y a la final destructores de la verdadera felicidad.

El papa Francisco nos orienta con dos textos fundamentales del mensaje de Jesús: el programa de vida de las ‘Bienaventuranzas’ y la parábola tajante del juicio final. Las Bienaventuranzas que conforman el corazón del mensaje de Jesús, nos dibujan los verdaderos caminos de la felicidad: “¡Fuera de los pobres no hay salvación!” repetía monseñor Romero; “¡la Verdad, Pilato, es estar del lado de los pobres!”… frases que nos describen quién fue Jesús y cuál es el esencial de su mensaje. La fraternidad es el camino de la santidad, comenzando por las y los que más la necesitan. Pero preferimos el individualismo, la indiferencia, la chismografía, el consumismo, el desprecio, el racismo… y la felicidad se nos aleja…

La parábola del juicio final es de las más claras: “He tenido hambre y sed, estuve desnudo y sin casa, enfermo y encarcelado; y me ayudaste o no me ayudaste… porque cada que lo has hecho o no la has hecho, lo estaba haciendo o no lo estaba haciendo conmigo mismo”, o sea, a Jesús. Claro, preferimos desviar el ojo y el oído. Y nuevamente se nos escapa la felicidad.

La santidad, la felicidad o la salvación, sí están al alcance de la mano, si así lo queremos. “¡Estén felices!”… ‘haciendo felices a los demás’, nos repite el papa…

lunes, 4 de junio de 2018

Leonardo Boff: La flecha de la evolución no es el ser humano, sino la Vida


Leonardo Boff

En la comprensión de los grandes cosmólogos que estudian el proceso de la cosmogénesis y de la biogénesis, la culminación de este proceso no se realiza en el ser humano. La gran emergencia es la vida en su inmensa diversidad y aquello que le pertenece esencialmente que es el cuidado. Sin el cuidado necesario ninguna forma de vida subsistirá (cf. Boff, L., El cuidado necesario, 2012).

Es imperioso enfatizar que la culminación del proceso cosmogénico no se concreta en el antropocentrismo, como si el ser humano fuese el centro de todo, y los demás seres sólo tuvieran significado cuando se ordenan a él y a su uso y disfrute. El mayor evento de la evolución es la irrupción de la Vida en todas sus formas, también en la forma humana.

Los biólogos describen las condiciones dentro de las cuales surgió la Vida, a partir de un alto grado de complejidad, y cómo cuando esta complejidad se encuentra fuera de su equilibrio, impera el caos. Pero el caos no es sólo caótico; es también generativo. Genera nuevos órdenes y otras varias complejidades.

Los científicos no saben definir lo que es la Vida. Ella es la emergencia más sorprendente y misteriosa de todo el proceso cosmogénico. La vida humana es un subcapítulo del capítulo de la Vida. Es necesario enfatizar: la centralidad le corresponde a la Vida. A ella se ordena la infraestructura físico-química y ecológica de la evolución, que permite la inmensa biodiversidad, y dentro de ella, la vida humana, consciente, hablante y cuidante.

La vida es entendida aquí como autoorganización de la materia en altísimo grado de interacción con el universo y con todo lo que la rodea. Cosmólogos y biólogos sostienen la vida como la suprema expresión de la “Fuente Originaria de todo ser”, que para nosotros es otro nombre, el más adecuado, para Dios. La Vida no viene de afuera, sino que emerge del núcleo del proceso cosmogónico mismo, al alcanzar un altísimo grado de complejidad.

El premio Nobel de biología, Christian de Duve, llega a afirmar que cuando ocurre tal nivel de complejidad en cualquier lugar del universo, la vida emerge como imperativo cósmico (Polvo vital, 1997). En ese sentido el universo está repleto de vida.

La vida muestra una unidad sagrada en la diversidad de sus manifestaciones, pues todos los seres vivos portan el mismo código genético de base, que son los 20 aminoácidos y las cuatro bases fosfatadas, lo que nos hace a todos los seres vivos parientes unos de otros. Cuidar de la Vida, hacer que se expanda, entrar en comunión y sinergia con toda la cadena de vida y celebrar la Vida: es el sentido de vivir de los seres humanos sobre la Tierra, entendida también como Gaia, superorganismo vivo, y nosotros, los humanos, como la porción de Gaia que siente, piensa, ama, habla y venera.

La centralidad de la Vida implica en concreto asegurar los medios de vida como: alimentación, salud, trabajo, vivienda, seguridad, educación y ocio. Si extendiésemos a toda la humanidad los avances de la tecnociencia ya alcanzados, tendríamos los medios para que todos gozasen de los servicios de calidad a los que solamente sectores privilegiados y opulentos tienen acceso hoy.

Hasta ahora el saber ha sido entendido como poder al servicio de la acumulación de individuos o de grupos que crean desigualdades, por lo tanto, al servicio del sistema imperante, injusto e inhumano. Postulamos un poder al servicio de la Vida y de los cambios necesarios exigidos por ella. ¿Por qué no hacer una moratoria de la investigación y de la invención, a favor de la democratización del saber y de las invenciones ya acumuladas por la civilización, para beneficiar a los millones y millones desposeídos de la humanidad?

Este es el gran desafío para el siglo XXI. O nos autodestruimos, pues hemos construido ya los medios para ello, o empezamos finalmente a crear una sociedad verdaderamente justa y fraternal, junto con toda la Comunidad de la Vida.

lunes, 28 de mayo de 2018

El Papa, a los obispos italianos: "Es un contratestimonio y un escándalo hablar de pobreza y llevar una vida de lujo"


José M. Vidal

Francisco se reunió con los obispos italianos en el Aula del Sínodo, para presidir la apertura de la asamblea general de la Conferencia episcopal italiana. Y compartió con ellos tres preocupaciones: la crisis vocacional, la necesidad de fusionar diócesis en Italia, asi como el deber de evitar el lujo, dejar de vivir como "faraones" y caminar por el sendero de la pobreza y la transparencia. Porque, como decía San Ignacio, "la pobreza es madre y muro".

Saludo del cardenal Gualberti: "Quereos decirle que esta tarde está usted en su casa, no sólo porque estmos en el Vaticano, sino porqu enosotros le sentimos padre, hrmano yamigo".

"Gracias por el don de los cardenales que hizo a la Iglesia: Angelo de Donatis, Petrocchi y Becciu. Gracias de verdad".


Algunas frases del discurso del Papa

"Bienvenidos al Vaticano"

"La Virgen nos acompaña como madre"

"Santa madre Iglesia jerárquica, le gustaba decir a San Ignacio"

"Que la Virgen nos ayude a que la Iglesia sea madre y nuestra alma, tambén"

"Quiero compartir con vosotros lo que me preocupa, pero no para tirarles de las orejas"

"No es pecado criticar al Papa"

"Lo primero que me preocupa es la crisis de la vocaciones...hemorragia de las vocaciones"

"Es el fruto envenenado de la cultura de lo provisional..."

"¿Cuántos seminarios se cerrarán en los próximos años por la falta de vocaciones?"

"Esterilidad vocacional sin encontrar remedios eficaces"

"Propongo compartir los sacerdotes fidei doum entre las diócesis italianas"

"Piénsenlo, una creatividad bella y fidei donum dentro de Italia"
 

"Segunda preocupación: pobreza evangélica y transparencia"

"Como jesuita, aprendí aque la pobreza es madre y es muro de la vida apostólica"

"Sin pobreza no hay celo apostólico ni servicio a los demás"

"El que cree no puede hablar de pobrza y vivir como un faraón"

"Es un contratestimonio y un escándalo hablar de pobreza y llevar una vida de lujo"

"Tenemos el deber de gestionar con ejemplaridad y con reglas claras"

"Uno de vosotros nunca invita a cenar o a comer, si no es pagando con su propio dinero"

"Soy consciente de que la CEI hizo un buen camino en la vía de la pobreza y de la transparencia"

"La tercera preocupación es la reducción de las diócesis"

"Hay diócesis que se pueden unificar"

"Se trata de una exigencia pastoral"

"Pablo VI habló del excesivo número de diócesis en Italia"

"Llegó la hora de activar esto rápidamente"

"Éstas son mis tres preocupaciones"

"Ahora, les dejo la palabra y les agradezco la parresía"


sábado, 26 de mayo de 2018

El Papa proclama: "La Iglesia es femenina, es madre" y no puede ser "una Iglesia de solterones"


Vatican News

En su homilía de la Misa matutina celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta, el Santo Padre, en la primera memoria de la Bienaventurada Virgen María, Madre de la Iglesia, recordó que la primera virtud de una mamá es la ternura.

"La Iglesia es femenina", "es madre" y cuando falta este rasgo que la identifica se convierte "en una asociación de beneficencia o en un equipo de fútbol". En cambio, cuando "es una Iglesia masculina", se convierte, tristemente, "en una Iglesia de solterones", "incapaces de amor, incapaces de fecundidad".

Es la reflexión que ofreció el Pontífice esta mañana en concomitancia con la memoria litúrgica del día que se celebra, por primera vez, tras la publicación - del pasado 3 de marzo - del Decreto "Ecclesia Mater" de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.

En efecto, por voluntad del mismo Pontífice, esta fiesta se celebra el lunes después de Pentecostés, para "favorecer el crecimiento del sentido materno de la Iglesia en los pastores, en los religiosos y en los fieles, junto a la genuina piedad mariana".

El carácter "maternal" de María

En su homilía, el Papa Bergoglio precisó que María, en los Evangelios, suele ser indicada como "Madre de Jesús", y no como "la Señora" o "la viuda de José". Y esto porque su carácter maternal recorre todas las Sagradas Escrituras, desde la Anunciación hasta el fin. Una especificidad que han comprendido desde el principio los Padres de la Iglesia. Sí, porque se trata de una dote que alcanza y rodea a la Iglesia.

"La Iglesia es femenina, porque es ‘iglesia, ‘esposa': es femenina. Y es madre, da a la luz. Esposa y madre. Y los Padres van más allá y dicen: ‘También tu alma es esposa de Cristo y madre'. Y en esta actitud que viene de María, que es Madre de la Iglesia; de esta actitud podemos comprender esta dimensión femenina de la Iglesia que cuando falta, hace que la Iglesia pierda su verdadera identidad y se convierta en una asociación de beneficencia o en un equipo de fútbol, o en cualquier cosa, pero no en la Iglesia".


No a una Iglesia de solterones

Sólo una Iglesia femenina podrá tener "actitudes de fecundidad" según las intenciones de Dios, que "ha querido nacer de una mujer para enseñarnos este camino de mujer".

"Lo importante es que la Iglesia sea mujer, que tenga esta actitud de esposa y de madre. Cuando olvidamos esto, es una Iglesia masculina, sin esta dimensión, y tristemente se convierte en una Iglesia de solterones, que viven en este aislamiento, incapaces de amor, incapaces de fecundidad. Sin la mujer la Iglesia no va adelante, porque ella es mujer. Y esta actitud de mujer le viene de María, porque Jesús así lo ha querido".

La ternura de una mamá

La virtud que más distingue a una mujer - reafirmó Francisco - es la ternura, como María que "dio a la luz a su hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo puso en un pesebre". Y añadió que ocuparse, con docilidad y humildad, son las cualidades fuertes de las mamás.

"Una Iglesia que es madre va por el camino de la ternura. Conoce el lenguaje de tanta sabiduría de las caricias, del silencio, de la mirada que sabe de compasión, que sabe de silencio. Y, asimismo, un alma, una persona que vive esta pertenencia a la Iglesia, sabiendo que también es madre debe ir por el mismo camino: una persona dócil, tierna, sonriente y llena de amor".

viernes, 25 de mayo de 2018

Padre Pedro Pierre: PALESTINA VIOLENTADA ¡ADELANTE!


Padre Pedro Pierre

¿Hasta cuándo vamos a tener que seguir contando los muertos por decenas a manos de los israelíes, ahora con el apoyo descarado de Trump? ¿Hasta cuándo la sinvergüenza e indiferencia cómplice de los gringos van a obligarnos a soportar un presidente enfermo de racismo y sediento de sangre que hace del mundo su campo de batalla donde mueren millones de pobres?

Palestina amiga, ¡qué dolor por estos 70 años de invasión israelí con la complicidad silenciosa de los países europeos! Palestina querida, no en vano estás luchando por tu dignidad contra al fascismo nazi. Palestina valiente, Yahvé tu Dios nunca ha permitido que te arrodilles delante de nadie porque el Dios de los pobres se ha encarnado en tu carne y tus sangres derramadas: librador de tu esclavitud en Egipto, protector para que atravieses el desierto del Sinaí, acompañador en tiempo de los Jueces, protector para conformar el Reino de David, fiel mediante los profetas en tiempos de reyes corrompidos, paciente para construir en el destierro un pueblo abierto a todas las naciones, rebelde con los sabios y los guerrilleros Macabeos para enfrentar las invasiones griegas y romanas, encarnado en un carpintero pobre de Nazaret para desvelar tu amor de ‘Madre paternal y Padre maternal’ que nos llamó a la fraternidad sin fronteras.

Palestina milenaria que nunca abandonaste tu tierra: Ella es tu identidad, tu grandeza y la garantía que va a seguir siendo tuya. Tierra de más de 3,000 años de herencia indefectible. Nadie te va a quitar el suelo que te vio nacer, crecer, amar y luchar, ni la violencia de las armas, ni el orgullo asesinos de los que te traicionan y te matan sin piedad. ¿Quién te podrá separar del amor milenario de Yahvé? Por eso escribió san Pablo: “El pagará a cada uno de acuerdo con sus obras. Dará vida eterna a quien haya seguido el camino del honor, siendo constante en hacer el bien; y en cambio habrá sentencia de reprobación para quienes no han seguido la verdad, sino más bien la injusticia.”

miércoles, 23 de mayo de 2018

Leonardo Boff: Encuentro con Lula en la prisión: espiritualidad y política


Leonardo Boff

El 7 de mayo se cumplieron 30 días de prisión del ex presidente Lula. Se le concedió por primera vez recibir la visita de amigos. Tuve el honor de ser el primero en encontrarlo, por la amistad de más de 30 años y por la comunión en la misma Causa: la Liberación de los empobrecidos, y también para reforzar la dimensión espiritual de la vida. Cumplí el precepto evangélico: "estaba preso y me visitaste".

Lo encontré como lo conocemos fuera de la prisión: cara, pelo y barba... sólo algo más delgado. Los que querían verlo rabioso y deprimido, deben estar decepcionados. Está lleno de ánimo y de esperanza. La celda es una amplia habitación, muy limpia, con armarios empotrados, baño y ducha en una zona cerrada. La impresión es buena, aunque viva en una celda de aislamiento, pues, a excepción de los abogados y de los hijos, sólo puede hablar con el guardián, de origen ucraniano, gentil y atento, que se ha vuelto un admirador de Lula. Le trae las bandejas de la comida, más cálidas o más frías, y café siempre que lo solicite. Lula no acepta ningún alimento que los hijos le traen, porque quiere alimentarse como los demás presos, sin ningún privilegio. Tiene su tiempo de tomar el sol. Pero últimamente, mientras lo hace, aparecen drones sobre el espacio. Por precaución Lula se va pronto entonces, pues no se sabe cuál es el propósito de estos drones, si fotografiarlo o, quizá, algo más siniestro.

Lo importante fue nuestra conversación sobre espiritualidad, en medio de comentarios sobre política... Lula es un hombre religioso, pero de la religiosidad popular, para la cual Dios es una evidencia existencial. Lo encontré leyendo un libro mío, El Señor es mi pastor, (de la editorial Voces) un comentario del famoso salmo 23, el más leído de los salmos, también por otras religiones. Se sentía fortificado y confirmado, pues la Biblia generalmente critica a los pastores políticos y exalta a los que cuidan de los pobres, de los huérfanos y de las viudas. Lula se siente en esta línea, con sus políticas sociales que beneficiaron a tantos millones. No acepta la crítica de "populista"; dice: "Yo soy pueblo y he venido del pueblo, y oriento la política, lo más que puedo, hacia el pueblo".

En la cabecera de la cama hay un crucifijo. Aprovecha el tiempo de reclusión estricta para reflexionar, meditar, revisar tantas cosas de su vida y profundizar las convicciones fundamentales que dan sentido a su acción política, lo que su madre Lindu (que la siente como un ángel protector e inspirador) siempre le repetía: siempre ser honesto, y luchar, y luchar de nuevo. Ve en eso el sentido de su vida personal y política: luchar para que haya vida digna para todos y no sólo para algunos, a costa de los demás. La grandeza de un político se mide por la grandeza de su Causa, me dijo, enfáticamente. Y la Causa tiene que ser producir vida para todos, comenzando por los que menos vida tienen. En función de eso, no acepta derrotas definitivas. Ni quiere caer de pie. Lo que no quiere es caer. Sino mantenerse fiel a su propósito de base, y hacer de la política el gran instrumento para ordenar la vida en justicia y paz para todos, particularmente a los que viven en el infierno del hambre y de la miseria.

Este sueño tiene una grandeza ética y espiritual innegable. Es a la luz de estas convicciones como se mantiene tranquilo, pues dice y repite que vive de esta verdad interior, que posee fuerza propia, y que quedará al descubierto un día. "Sólo quiero- comentaba- que sea después de mi muerte, pero aún en mi tiempo de vida". Se indigna profundamente por las mentiras que divulgan contra él y sobre ellas montan el proceso del tríplex. Se pregunta, "¿cómo pueden las personas mentir conscientemente y poder dormir en paz? Hace un desafío al juez Sergio Moro: "presénteme una sola prueba, de que soy dueño del tríplex de Guarujá; si me la presenta, renunciaré a la candidatura a la Presidencia".

Me recomendó que pasara ese mensaje a la prensa y a los que están en el campamento: "Soy candidato. Quiero llevar adelante el rescate de los pobres y hacer de las políticas sociales en favor de ellos, políticas de Estado, y que los costos -que son inversión-, entren en los presupuestos de la Unión. Voy a radicalizar estas políticas para los pobres, junto a los pobres, y a dignificar nuestro país".

La meditación le hizo entender que esta prisión tiene un significado que le trasciende a él, a mí, y a las disputas políticas. Debe ser el mismo precio que Gandhi y Mandela pagaron, con prisiones y persecuciones, para alcanzar lo que alcanzaron. "Eso creo, y espero -me dijo- que es eso lo que estoy pasando ahora".

Yo que entré para animarlo, salí animado. Espero que otros también se animen y griten el "¡Lula libre!", contra una Justicia que no se muestra justa.

jueves, 10 de mayo de 2018

Padre Pedro Pierre: LA FRONTERA DE LA DISCORDIA


Padre Pedro Pierre

¿A qué nos hemos metido en la frontera? El asunto no es sencillo, como tampoco será sencillo salirse correctamente de este atolladero. Según lo que se puede comprender es que esta zona de la frontera esmeraldeña era el paso de grandes cantidades de drogas hacia el océano Pacífico. Parece que ni las fuerzas armadas, ni la policía, ni el gobierno no midieron adecuadamente ni el tráfico de drogas ni el poder del tal Guacho ni el secuestro de los periodistas de El Comercio, actuando apresuradamente y tal vez equivocadamente.

La desinformación sobre estos asuntos es campante y las informaciones de las redes sociales añaden a la confusión general: no se sabe a quién creer… y los cadáveres de los 3 periodistas como la pareja secuestrada siguen sin saber dónde están. La alianza de los gobiernos ecuatoriano y colombiano contradice lo actuado desde los 50 años que estuvo actuando la guerrilla de las FARC. ¿Qué objetivo tiene la firma de un acuerdo entre el gobierno, la policía, las fuerzas armadas y las fuerzas de inteligencia norteamericanas, si sus numerosas bases militares en Colombia han sido ineficaces para combatir a las FARC y al contrabando de estupefacientes? ¿Por qué no se dedican a cerrar sus propias fronteras para que la droga no entre a Estados Unidos? ¿No será meter el zorro en el gallinero?

En una de sus parábolas, Jesús nos habla de ‘construir la casa sobre la roca y no sobre la arena, pues las fuertes lluvias y los grandes vientos acabarán con la casa: y todo fue un gran desastre’. ¿Cómo detener el gran desastre que se nos está viniendo encima? El gobierno tiene que andar con la verdad y prudencia necesarias, sino la confusión, la duda y la desconfianza seguirán creciendo. Tiene también que reconocer las falencias y rectificar las actuaciones defectuosas: se habla más de acciones de guerras que de paz. ¡Ojalá se desoigan las voces que presionen “apagar el fuego con gasolina”! afín de la paz sea fruto del diálogo, el consenso y la independencia.