RESUCITO

RESUCITO

lunes, 5 de mayo de 2014

#TODOS SOMOS MACACOS.



UN “PICHITO” (poquito) MAS ALLA DE LA FARANDULA Y EL MARKETING.

-Un grupo de frailes itinerantes se han encontrado luego de muchos años sin verse. Son de muchas razas y países, les une un solo corazón. En un rezo de Vísperas se oró contra la peste del racismo. Plegaria larga, larga, que duro algunas horas, estas son algunas mínimas notas entresacadas de lo que ellos dijeron y adaptada a un tema de actualidad.

…………………………………………………………………………………………………………......

Y sucedió que a un mulato, atleta, buena gente y muy prospero económicamente, pues esta metido en ese “obsceno negocio” llamado “futbol internacional”, donde se lava dinero sin control alguno, se negocia con todo lo que se ponga delante (o atrás) y hacen de los muchachos estrellas fugaces que se usan y desechan, que es en buena medida muy buen competidor de ese otro “opio del pueblo”. A ese mulatico –“tente en el aire”, llaman los negros mas negros del trópico ecuatoriano a los mulatos que tratan de alejarse de ellos para trepar socialmente- le arrojaron un platanito, un mini banano, un “orito” al que con muy buen gusto lo saboreo. De este hecho nace el “#todossomosmacacos” que se ha usado para dizque combatir el racismo.

Testimonios. Fr Luis:” …muchos ecuatorianos y ecuatorianas sobre todo los que crecimos en los andes centrales, dominios de los Taitas Chimborazo, Altar, la Mama Tungurahua y andamos ya cerca de los “sesenta y piquito” deben recordar un “juego” que se vivía todos los días, en la escuela, el barrio, la casa, la calle y se llamaba: “¿QUIEN QUIERE AL HOMBRE NEGRO?” gritaba el escogido, la chiquillada respondía ”NADIE”, ¿PORQUE? Seguía el pregonero “¡PORQUE ES NEGRO!” contestaban, “¡QUE COME!” indagaba, “¡CARNE!”, “¡QUE BEBE!”, “¡SANGRE!” Y todos corríamos para evitar que el “hombre negro” nos atrape, al que pescaba le tocaba el turno de hacer de “negro malo y asesino” por supuesto. Una “diversión común” para niños y niñas de entre 5 y 10, 11 años...”

Fray Manuel: “…yo vengo de la “franciscana” Quito, que si, que si, que de franciscana tiene muchísimo, pero no por el Santo sino por la andanzas de los frailes, que no es lo mismo… vivíamos en un barrio de clase media, cómodo, tranquilo, sin mayores sobresaltos, cuando éramos niños nos advertían: “ CUIDADO CON SALIR DE LA PUERTA DE LA CALLE, PUES AHI ESTAN “LAS INDIAS”, QUE ROBAN NIÑOS PARA HACERLES ESCLAVOS EN LOS PARAMOS Y ENSEÑARLES A COMER PIOJOS “, ya púberes el comentario era: “ESTOS “MONOS” (los habitantes del trópico, sobre todo Guayaquil), NOS HAN INVADIDO Y CON SUS MUJERES DESCARADAS Y SUS MALOS HABITOS ESTAN DESTROZANDO LA PAZ DE LA CIUDAD”. Adolecentes: “LOS NEGROS MATONES Y LADRONES, CUCHILLEROS NOS ASFIXIAN, EL DIABLO SE HA TOMADO QUITO”. Luego han sido los “colombianos y su droga”, hoy “los cubanos, haitianos, “gays”, mexicanos...” la lista seria infinita, ¿Por qué lo hacían? No había en ellos maldad deliberada, es una ESCUELA calada durante siglos y que se ahonda aun hoy y más hoy cuando las distancias sociales son mucho mas crudas…” 

Fray Mateo: “…entonces el problema del racismo no es coyuntural, ni cosa de espectáculo y peor de marketing , con toda sinceridad que forzado e insípido – usando términos suavitos- resulto ver a Rafael Correa al sumarse al vinculo #todossomosmacacos, mientras la mayoría de los líderes políticos y demás, usan sus “tweets” PARA CONDENAR EL HECHO, el caballero asoma: con el fondo de la Catedral quiteña –turismo- vestido con los colores de su equipo favorito y agarrado unas cuantas bananas, para decir: “DESDE EL ECUADOR DONDE SE PRODUCEN LOS MEJORES BANANOS DEL MUNDO”… y por ahí medio perdido un “no al racismo”. Por lo visto lo que ahí cuenta es vender plátano. Que cosa. Por cierto está en la Amazonia: Calle 13, se ha sumado a la campaña contra el diablo de la Chevron, pero dicen que el lunes 5 estarán en Quito en “el cambio de guardia presidencial” esa parodia medio chinesca, medio “show”, medio política que han resucitado de algún arcón desvencijado. Me pregunto que sentirá René Pérez “Residente”, al formar parte de ese espectáculo que beatifica el poder…ojala no vaya, seria decepcionante”…

Fray Alberto: ”….mis abuelos paternos eran indios, indios puros. El gastó toda la vida quebrando la roca de las canteras del Pichincha, llevando en sus espaldas los bloques y picando las piedras con que se levanto la que hoy es la Basílica del Voto Nacional, esa inmensa mole gótica que domina la ciudad. En esos muros y arcos esplendidos están la piel y la sangre de los abuelos, las veces que he celebrado en ese templo me es imposible olvidar sus grandes ojos bondadosos, sus manos gruesas y toscas que querían ser caricia, su cuerpo encorvado, su aliento a trago en que curaba penas y los dulces que me llevaba al salir yo de la escuela de niños ricos que estaba allí cerca de la construcción, hasta que de mala manera se lo prohibieron pues “asustaba a los otros niños”, entonces me miraba y saludaba desde lejos y lloraba. Ella vendía ropa extendida en las aceras. Su tragedia no era ser “indios”, SINO POBRES. Sus hijos alcanzaron otro “status” y siguieron siendo indios “pero con plata” y eso les abrió la ruta para nunca ser humillados, condenados, explotados…”

Fray Leo. “… igual al futbolista, al que arrojaron el banano, es un hombre con dinero y bastante, por eso claro ¡la indignación! ¡como es posible! Y todos nos desgarramos las vestiduras, ¡hipócritas! nos grita Jesús de Nazaret. Podríamos argumentar que no es nuestra culpa, que es la “escuela” que arrastramos hasta genéticamente, pero no vale, es razonamiento falaz, porque si vemos a alguien con: dinero, poder, influencias, ARMAS, medios de comunicación etc... no nos importa si tiene la cara verde, negra, gay, morada, divorciad@, blanca, usurera, fascista, pero si es pobre, anavim, amah^ar, no pasa…”.

Francisco sabia de besos y placeres con bellas mujeres, gozó de ello cuando “príncipe” de la juventud de Asís. Cuando Francisco besó a la leprosa, se produjo la ruptura, la luz, fue ese y no otro el paso real de su conversión al Amor infinito. Desde ese momento la vida plena alumbró sus caminos. En fin… el canto dice “… ¿de que color es la piel de Dios?...y continúa “todos son iguales a los ojos de Dios”…si, a los de Él. Las “vísperas” se han tornado “completas”, nadie quiere parar el calor de los hermanos juntos luego de tantos años y cantan…

Acaso el color desde donde nos llamas, cada día, cada vida, es el “Talita kumy” a la mañana y manda…tengo hambre, tengo sed, estoy enfermo, estoy preso, soy migrante, estoy desnudo, tengo sida…

Déjanos la gracia de mirarte y besar ese tu rostro. Parten con el Nombre de María en los labios y el alma. A buscar el verdadero color de la piel de Dios.

…………………………………………………………………………………………………………………..

Pues bueno está eso de indignarse por el bananito lanzado y ojalá el otro venda sus bananotes. Dios desafía cada momento a buscar la paz que nace de la justicia y no ceder ante el mal, sea del color que sea.