RESUCITO

RESUCITO

jueves, 22 de mayo de 2014

Los niños ocultos del tabaco

http://pequelia.es/99211/los-ninos-ocultos-del-tabaco/tabaco_informe-99212-imgatt/

Pequelia.es.- Los niños ocultos del tabaco es un informe realizado por Human Rights Watch (HRW), organización internacional independiente que se dedica a la protección de los derechos humanos, denunciando aquellas cuestiones en las que se violan estos derechos. Esta organización lleva a cabo investigaciones rigurosas y objetivas para demostrar cada uno de estos casos de abuso, además de presionar a Gobiernos y organismos competentes para que se resuelvan en un marco de seguridad y justicia.

En este informe se denuncian los riesgos y peligros a los que se enfrentan los niños que trabajan en las plantaciones de tabaco en Estados Unidos, concretamente en Carolina del Norte, Kentucky, Tennessee y Virginia, regiones donde se cultiva el 90% de todo el tabaco que del país. Los niños están expuestos durante horas y a diario a la nicotina, diversos productos fitosanitarios y otros peligros, como por ejemplo trabajar utilizando herramientas peligrosas o al lado de grandes máquinas, escalando las vigas de los graneros donde se acumulan las producciones y eso sin protección alguna. Es una incongruencia, las leyes estadounidenses prohíben la venta de tabaco a menores, pero permiten que éstos trabajen en los campos de cultivo del tabaco de forma legal.

Los niños trabajadores del tabaco en Estados Unidos, desarrollan su actividad sin que exista una política específica desarrollada por las compañías tabacaleras sobre trabajo infantil, políticas que deberían poder proteger a los niños de los riesgos antes descritos. El informe de 138 páginas se titula ‘Los niños detrás del tabaco: trabajo infantil peligroso en plantaciones tabacaleras de Estados Unidos’, detalla cuáles son las condiciones de los menores y recoge testimonios, algunos explican que sufren sensaciones de náuseas y vómitos, mareos, dolores de cabeza, todo ello cuando están desempeñando su labor, son síntomas que se asocian a la intoxicación por nicotina, posiblemente el contacto con los plaguicidas y demás productos químicos utilizados también sean causantes de estos síntomas.

Se denuncia que los niños realizan jornadas intensivas y que además hacen horas extras que no cobran, trabajan en condiciones de extremo calor, sin descansos y sin los equipos de protección adecuados, estas condiciones son similares a las de los niños que sufren explotación laboral en los países en vías de desarrollo, no se concibe que esto pueda ocurrir en Estados Unidos y que además no se haya hecho nada antes al respecto. Tras finalizar el año escolar, estos niños trabajan en estos campos de tabaco y aunque no fuman, se exponen gravemente a los efectos de la nicotina. Para los autores del informe, no sorprende que estos niños terminen enfermando dadas las condiciones relatadas.

En el vídeo bajo estas líneas podéis ver un reportaje sobre el tema, se recogen testimonios de niños de edades comprendidas entre los 12 y los 16 años sobre lo que viven día a día, se muestran cuáles son las condiciones de trabajo, los riesgos a los que se exponen… es otro de los males que están asociados al tabaco.


A través de uno de los testimonios podemos saber que un niño y su hermano (12 y 14 años) trabajaban 72 horas semanales durante un periodo de tres meses en las plantaciones de Carolina del Norte, ganaban 500 y 600 dólares respectivamente a la semana y eso sin violar ninguna ley. Esto delata que el Gobierno estadounidense ha sido permisivo con la situación, no nos creemos que no supieran nada del tema, sobre todo porque ya hace tiempo que se denuncia.

Evidentemente los niños trabajan por necesidad y en muchos casos los padres están de acuerdo, considerando que ya son bastante mayores y capaces de desempeñar el trabajo que realizan. Claro, que no es un caso generalizado, algunos dueños de plantaciones no quieren contratar a menores, reconocen que son pocos pero destacan que en su opinión, los niños que trabajan en los campos de tabaco son patrimonio de la región, es decir, desde hace muchos años los menores se han utilizado como mano de obra barata.

Según nos explican aquí, muchos niños sufren intoxicación aguda por nicotina, lo que se conoce vulgarmente como enfermedad del tabaco verde, la piel absorbe nicotina al manipular las plantas del tabaco, sobre todo si están húmedas, los efectos ya los hemos descrito anteriormente. No se conocen cuáles son los efectos a largo plazo, pero se cree que la exposición prolongada a la nicotina durante la infancia y la adolescencia puede tener consecuencias en el desarrollo cerebral. Human Rights Watch lucha por cambiar la situación de estos niños y lleva a cabo las acciones oportunas para ser escuchados, debe ser el Gobierno estadounidense el que trabaje para desarrollar la legislación oportuna.

Os recomendamos leer este informe titulado, Los niños detrás del tabaco: trabajo infantil peligroso en plantaciones tabacaleras de Estados Unidos, para conocer mejor el problema.