RESUCITO

RESUCITO

jueves, 16 de febrero de 2017

Washington DC: ¡La década ganada!



Padre Pedro Pierre
Frente a las mentiras difundidas con ocasión de las próximas elecciones, la agencia de prensa ALAI, radicada en Quito, publica un informe producido en Estados Unidos. Proviene del Centro de Investigación Económica y Política, de Washington DC, capital del país norteamericano. En ese país de paraísos fiscales, de informaciones malévolas, cueva y refugio de los grandes ladrones latinoamericanos que no extradita… un informe que alaba al gobierno del presidente Correa es más que sorprendente.

El estudio reconoce de lleno: “Las reformas y cambios en la política macroeconómica durante la última década, los cuales fueron muy innovadores en algunos casos, parecen haber permitido avances económicos y sociales importantes, a pesar de dos sacudidas económicas exteriores que generaron recesiones en Ecuador”. Entre los beneficios destacados, constan los siguientes:

“El crecimiento anual del PIB per cápita durante la última década (2006–2016) fue del 1,5%, en comparación con el 0,6% en los 26 años previos.

La tasa de pobreza disminuyó 38% y la pobreza extrema 47% -una reducción mucho mayor que la de la década anterior. Buena parte de la reducción de la pobreza se debió al crecimiento y al empleo, pero una parte también fue resultado de programas gubernamentales que ayudaron a los pobres, como el programa de transferencia de renta Bono de Desarrollo Humano, que creció más del doble en términos de porcentaje del PIB.

La desigualdad disminuyó sustancialmente, medida mediante el coeficiente de Gini (del 0,55 al 0,47) o mediante la ratio entre el 10% más rico y el 10% más pobre en la distribución de la renta (de 36 a 25, hasta 2012). El Gobierno duplicó el gasto social, en porcentaje del PIB, del 4,3% en 2006 al 8,6% en 2016. Esto incluyó aumentos considerables del gasto en educación, salud, desarrollo urbano y vivienda.

Hubo aumentos significativos en las matrículas en los diversos niveles educativos. El gasto en educación superior aumentó del 0,7% al 2,1% del PIB. Este es el nivel más alto de gasto público en educación superior en América Latina, y más alto que el promedio de los países de la OCDE.

El gasto público en servicios de salud se duplicó en porcentaje del PIB entre 2006 y 2016. La inversión pública aumentó del 4% del PIB en 2006 al 14,8% en 2013, antes de caer hasta aproximadamente el 10% del PIB en 2016.

El estudio indica que estos logros no son el resultado de los efectos de un ‘auge de los productos básicos’, sino de opciones políticas y reformas deliberadas aplicadas por el gobierno de Correa”.

A los que nos proponen un retorno al neoliberalismo de las décadas anteriores, el papa Francisco precisa en una entrevista en el periódico El País, el pasado 22 de enero: “El problema es que Latinoamérica está sufriendo los efectos de un sistema económico en cuyo centro está el dios dinero, y entonces se cae en las políticas de exclusión. Hoy día, Latinoamérica está sufriendo un fuerte embate de liberalismo económico”. Para votar nos guíe el dicho popular: ‘Más vale un pájaro en mano que cien volando’.