RESUCITO

RESUCITO

jueves, 13 de febrero de 2014

"URGENTE. SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO DE VENEZUELA. AYER 12 DE FEBRERO HORDAS DE FASCISTAS DE TRADICION, FAMILIA Y PROPIEDAD, EN COMPLICIDAD CON LOS MEDIOS DE COMUNICACION MERCENARIOS Y EL SILENCIO COMPLICE DE LA JERARQUIA, AGREDIERON, ASESINARON A DOS JOVENES E HIRIERON A MUCHOS MAS. TODO NUESTRO APOYO AL BRAVO PUEBLO".


LA GUERRA ECONÓMICA SERÁ OTRA BATALLA GANADA CONTRA LOS APATRIDAS 

¿ O ES QUE NO ES TODA UNA GUERRA CON SUS PODEROSOS ESTRATEGAS Y SUS COMPLICES ? 

¿ ES SIMPLEMENTE EL SINTOMA DE INCAPACIDADES DE LA GESTIÓN OFICIAL O ES UNA CRIMINAL MAQUINARIA QUE ATACA DESDE DIVERSOS FRENTES?

A pesar de todo, me atrevo a pensar que esta batalla la ganará el pueblo bolivariano cada vez más avezado en esas acciones delictivas de la derecha.

Miguel Matos s.j

Si Ud. Es de los que creen que toda esta tragedia se da de manera espontánea explíquese cómo se pueden dar por pura inercia fenómenos como estos: Una tercera parte de todos los alimentos que se producen en Venezuela, más los que se importan de varios países, se los llevan de contrabando a Colombia. Se calcula entre un 30% y un 40% el volumen de esa extracción, que incluye muchos de los 40 productos del “plan excepcional de importación de alimentos”. Desde Maracaibo, mafias organizadas transportan 32 mil toneladas mensuales hacia la Guajira, y hacia Colombia. Cuando se anunciaron restricciones, un grupo de los “afectados” tomó el puente sobre el Lago. Hace poco, las autoridades en Zulia paralizaron indefinidamente el tránsito de 600 camiones con ese tipo de carga.

Al interno del país cada día es más frecuente encontrar largas colas en mercales y bicentenarios, donde están infiltrados centenares de personas que cobran hasta Bs 100 por guardar los puestos a personas que, en su mayoría, venden los productos en el negocio informal. Como estas colas se repiten cada día, los anaqueles se vacían, mientras los guardapuestos y los informales se llenan los bolsillos.

Por supuesto, se trata de acciones organizadas, nada es espontáneo. Los productos regulados de Mercal, que escasean en Táchira, se vende en poblaciones colombianas.

El contrabando de extracción de gasolina y otros combustibles suma igualmente millones de litros y de dólares, y se ha convertido en el más productivo negocio del petróleo venezolano, que va desde los “pimpineros” hasta quienes controlan el transporte de gandolas completas que pasan las fronteras con la real o supuesta complicidad de guardias nacionales. El precio de un tanque de 40 litros en Venezuela es de menos de un dólar, en Colombia es de 52 dólares, mientras un litro cuesta aquí 0,02, en Bogotá cuesta 1,30. Lo que explica que mensualmente salgan hacia el país vecino 45 millones 600 mil litros. Y aquí no escasea porque producimos mucho, lo que no ocurre con los productos agrícolas.

Tenemos, pues, una evidente carestía de muchos productos que se los llevan de contrabando a Colombia. Otro problema es causado por quienes compran cotidianamente en los bicentenarios y mercales, a precios regulados y revenden en la llamada economía informal. Operaciones que agudizan la escasez e incrementan sensiblemente los precios. Para el proceso bolivariano ese es un duro reto. Un reto similar al golpe de Estado del 2002 o al saboteo petrolero. Pero me atrevo a pensar que también esta guerra la ganará el pueblo organizado.

LOS NIVELES DE IDEOLOGIZACIÓN DE GRUESOS SECTORES DE LA POBLACIÓN VENEZOLANA MANIFIESTAN UNA PUREZA ANALÍTICA Y UNA OPCIÓN VITAL HACIA ESTE PROCESO COMO NO SE HABÍA VISTO JAMÁS,NUNCA EN NUESTRO PAÍS Y QUE SUPERA MUCHAS VECES A CIERTOS LIDERAZGOS MÁS FORMALES .

Esta es una señal de optimismo, en medio de tan grandes vicisitudes, hacia los sectores que han optado por este proceso. La siembra del Presidente Chávez no fue en vano. Créanlo, no fue en vano. Existe una base sumamente densa de venezolanos cuya opción bolivariana haría inviable la imposición de un proyecto neoliberal capitalista por más victorias que se anotaran con esta guerra. Tendrían que eliminar por la vía violenta a centenares de miles de venezolanos. Una tarea solo realizable por los marines de USA. Nunca por los “manitas blancas” de la oposición de Leopoldo y María.

Esto también es una señal suficientemente clara a sectores que abrigan explícita o solapadamente esperanzas adversas. Entre estos sectores entrarían actores que se frotan las manos públicamente como los otros que se hacen cómplices con su silencio. Me refiero a sectores como, lo que quede de la MUD, Fedecámaras, Venamcham, Fedeagro, Conferencia Episcopal Venezolana, Conferencia de Religiosos(as), AVEC, SIC, Gumilla, algunos sectores de Fe y Alegría, lo que queda de COPEI, de AD. Señores, para lo que queda de este siglo que empieza, esto es lo que hay. O lo entienden, o se amargan de una manera que ni su propia fisiología lo soportaría. La posibilidad de irse al exterior, se vuelve cada vez menos atractiva y menos posible.

Para los sectores oposicionistas queda la opción de hacer una oposición real y necesaria pero desde los pobres y, no desde los tambores de guerra de previsible duración de gente aislable como Leopoldo y Corina Machado.

Todo lo dicho no es en lo más mínimo una forma de restarle importancia a la peligrosidad del momento. Lo que pretendo es salirle al paso a los augurios pesimistas cortoplacistas que se expresan en el corazón mismo del bolivarianismo.

Una vez más resultarán sorprendidos los centros de elaboración de esta guerra económico-mediática. Los sorprenderá una vez más el sabio olfato de la población bolivariana más iluminada. Una vez más se verá cómo sale fracasado todo intento que desestime la sabiduría de nuestro pueblo.

Por parte del poder popular habrá que mantener el ritmo acelerado de la respuesta contundente e inmediata. La victoria está del lado de la opción por los más golpeados de todas las crisis: las mayorías populares.

Miguel Matos s.j