RESUCITO

RESUCITO

viernes, 14 de febrero de 2014

TRADUCCION COMPLETA DE LA ENTREVISTA QUE CONCEDIO EL TEOLOGO HANS KUNG AL PERIODICO LA REPUBLICA


IGLESIA Y FIELES MUY DISTANCIADOS AHORA LE TOCA A FRANCISCO CAMBIARLA. 
BERLIN.



Ahora el Papa Francisco puede acudir, en temas importantes, a las respuestas de la mayoría de los fieles, en su confrontación con las reacciones de la Curia.El Papa emérito Benedicto XVI me ha escrito hace poco, a mí el eterno rebelde, una carta cariñosa en la que manifiesta su empeño en apoyar a Francisco deseándole mucho éxito.

Se puede comparar a Francisco con Gobachov, el hombre nuevo contra los ortodoxos, pero con la gente de su parte. He aquí el pensamiento de Hans Küng, uno de los mayores teólogos católicos críticos vivos, en torno a la encuesta publicada ayer en el periódico La República y su efecto en la Iglesia.

Profesor Küng cómo juzga la encuesta a los cristianos en el mundo?

Tomados en conjunto y analizados, estos datos revelan la extraordinaria discrepancia que existe entre las enseñanzas de la Iglesia sobre temas fundamentales, como la familia, y la visión real de los católicos en el mundo.

Para usted, entre los muchos resultados de la encuesta, cuáles son los más importantes?

Para mí la cosa más importante es esa mayoría tan grande de consensos con el papa Francisco. El 87% de católicos encuestados en todo el mundo y el 99% de italianos, están de acuerdo con él. Es una enorme manifestación de confianza en el Sumo Pontífice Francisco. Para mí es un pequeño milagro, después de los años de crisis de confianza frente a la Iglesia en los años del papa Benedicto. Ahora, en menos de un año el papa Francisco ha conseguido cambiar la tendencia de los sentimientos de los fieles de todo el mundo.

El papa emérito Benedicto, según su opinión, estará feliz o triste ante las respuestas de la encuesta?

Naturalmente le entristecerá ver estos resultados, especialmente al recordar los últimos meses vividos por él como Pontífice, en su mandato. Pero sin duda se alegrará por el hecho de que ahora se está avanzando, y él, según mi manera de ver, piensa más en el futuro de la Iglesia, que en lo que se refiere a él.

Es sólo una suposición suya o puede demostrar lo que dice acerca de los sentimientos de José Ratzinger en este momento?

Creo que podré explicar mejor el pensamiento de Benedicto citando algunas frases de la reciente carta que me envió.

Benedicto le ha escrito después de años de confrontación? Y qué le dice?

Vea, atienda solo un momento, y permítame poner sobre el escritorio lleno de papeles, el manuscrito con la carta de la Santa Sede escrita personalmente por él en su residencia de Papa emérito. Fecha, 24 de enero de 2014. Remitente, “Papa emérito Benedicto XVI”: “Estoy muy agradecido de poder sentirme plenamente identificado a la hora de ver algunos temas y de tener una gran amistad de corazón con el Papa Francisco. Yo siento que hoy mi única y última tarea es sostener su Pontificado con la oración”. Creo que son palabras muy bellas. Ciertamente escritas antes de la publicación de la encuesta. Pero estas declaraciones del Papa emérito Benedicto me convencen.

Y qué significa la encuesta para los obispos, y en general para la jerarquía eclesiástica?

Me gustaría distinguir tres categorías de obispos. Para los obispos dispuestos a informar, y los hay en todo el mundo, los resultados de la encuesta significan una motivación grande: deberán empeñarse abiertamente con sus convicciones y no permanecer demasiado tímidos. Segundo, para los conservadores que tienen algunas reservas: deberán reflexionar sobre esas reservas, y deberán escuchar los argumentos de los renovadores. Tercero, para los obispos reaccionarios, presentes no solo en el Vaticano sino en todo el mundo, deberían abandonar su resistencia obstinada y escoger la racionalidad.

Y qué significa la encuesta para la base, para los cristianos? Motivación hacia una reforma interna, como la que soñó Gorbachov para el socialismo real y para el imperio soviético?

Son importantes las señales del movimiento hacia una reforma interna de la Iglesia presentes en la mayoría de los fieles. El movimiento de reforma tiene apoyo en la base –en movimientos como ¨Somos Iglesia”—mayor de lo aparecido hasta ahora, y mayor de lo que pueda significar el no apoyo al interior de la Iglesia oficial. Es un hecho a nivel internacional.

Profesor, Ud. desde hace decenas de años viene pidiendo cambios y apertura en la Iglesia. Fue el primero y sufrió las consecuencias. Para Ud. esta encuesta es una victoria, una victoria amarga, o qué otra cosa es?

No me considero vencedor, no he peleado por mí, sino por la Iglesia. He vivido evidentemente muchas experiencias amargas, pero es bonito ver un cambio en la dirección del Concilio Vaticano II. He tenido la gran alegría de ver, estando todavía vivo, el triunfo de las ideas de la reforma de la Iglesia, por las que he peleado durante tanto tiempo, ver el comienzo del cambio. Para mí es un nuevo impulso vital, como dice Benedicto, para este último tramo del camino de la vida que tenemos ahora delante.

Qué consecuencias debería sacar el Papa Francisco de los resultados de la encuesta?

Si puedo darle un humilde consejo, debería continuar adelante con coraje por el camino que ha comenzado y no tener miedo a las consecuencias.

Concretamente qué significa?

Espero que sepa usar el arte del “distingo”, que ambos aprendimos en la Universidad Pontificia Gregoriana: en los temas que, según la encuesta, hay consenso en la comunidad eclesial debería proponer una solución positiva al Sínodo; en los temas que hay desacuerdo debería permitir un debate libre en la Iglesia; y en los temas en que él mismo tiene una opinión diferente con respecto a la mayoría de los católicos, como el tema del sacerdocio de las mujeres, debería nombrar un grupo de trabajo (task force) formado por teólogos y otras ciencias, hombres y mujeres, para afrontar el tema.