RESUCITO

RESUCITO

domingo, 12 de junio de 2016

Medios de comunicación colombianos satanizan la Minga Agraria

Ante esta lucha legítima de campesinos e indígenas, Fernándo Cuervo, estimó que si el Gobierno no cumple con los acuerdos en el tema agrario ahora, entonces no cumplirá después con los acuerdos de paz firmados en La Habana. | Foto: El País de Colombia

TELESUR.- Entre los medios de comunicación lo más importante es cómo los indígenas optan por trancar una importante vía del suroeste del país, y no los tres indígenas muertos, los 149 heridos y las detenciones arbitrarias que los organismos antimotines han realizado.

A diez días de la primera convocatoria que la Cumbre Agraria, Étnica y Popular de Colombia efectuó para desarrollar la Minga Agraria Nacional, los medios de comunicación colombianos han desplegado toda una campaña desinformativa en torno a la actividad cívica que campesinos, indígenas y afrodescendientes han venido realizando.


Mientras que por un lado se busca satanizar las protestas y calificarlas de injustas, por el otro se ha invisibilizado de un modo descarado las medidas represivas que el Gobierno de Juan Manuel Santos ha emprendido en contra de esos grupos.

Se trata por todos los medios sacar hilo de los supuestos efectos negativos que trae para el país y para el proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias - Ejército de Pueblo (FARC-EP) que estos sectores marginados decidan que este es el momento para plantarse frente al Ejecutivo para exigir los derechos que por ley les corresponde.

A continuación un breve paseo por la matriz que los principales medios de información del país pretenden generar en torno a la Minga Nacional Agraria, Campesina, Étnica y Popular, pero además con las respectivas refutaciones dadas por el presidente de la Organización Nuevo Arcoiris, Fernándo Cuervo, quien vaticinó que si en este contexto de diálogo de paz que vive el país, el Gobierno no empieza a resolver el tema agrario, "entonces no irán a cumplir todos los acuerdos que se vienen firmando en La Habana".

La Semana

Este medio, en su portal web, para informar sobre el paro agrario sabe utilizar muy bien sus palabras y señala que las comunidades campesinas e indígenas en el país están protestando "por supuestos incumplimientos del gobierno Juan Manuel Santos".

Durante el despliegue de su nota, no solo resalta la declaración oficial del defensor del pueblo de la región, Carlos Hernán Rodríguez, quien indicó que el primer indígena muerto fue arrollado por un vehículo particular y no por una tanqueta del ESMAD; sino que también recalca la visión del viceministro del Interior Guillermo Rivera, y con ello la del Gobierno, respecto a la convocatoria campesina, la cual califica de "injusta".

"Es injusta en la medida en que el Gobierno ha hecho un gran esfuerzo por cumplir lo que se pactó hace un par de años cuando se dio el paro agrario de ese entonces", dijo el viceministro.

Al respecto, Fernando Cuervo, presidente la Corporación Nuevo Arcoiris, recordó que el Gobierno se comprometió a cumplir una serie de peticiones en el tema agrario, y este no las ha cumplido: "Por eso esta lucha es justa y los medios de comunicación han venido disminuyendo lo que está sucediendo realmente: la policía está golpeando a los campesinos y a los indígenas, ya van tres muertos, y eso en los medios los minimizan de alguna forma", sentenció.

Este medio, también se ha encargado de publicar supuestos vídeos en los que se muestra la violencia de las comunidades indígenas del Cauca, quienes ha modo de protesta ha trancado la vía Panamericana, la principal arteria del suroeste del país que une a Cali, Popayán y Pasto, y otras tantas en el resto del país. Cabe resaltar que el lenguaje para reportar el hecho informativo carece de objetividad y emplea cuánto adjetivo descalificativo pueda utilizar.
Al respecto, Cuervo expresó que esos grupos simplemente están defendiendo sus tierras, que si de armas se hablara, lo único que usan son bastones, que no son armas letales, y que solo los usan para defenderse de toda la arremetida que reciben de fuerzas antimotín, quienes utilizan toda su artillería contra ellos:

"Si ellos hablan de un equilibro de información, deberían también mostrar todos los vídeos que por redes sociales muestran cómo están golpeando a los indígenas y campesinos. Si al caso va, y digamos que hay alguna cosa qué mostrar, pues que sean equilibrados en los mensajes y no muestren únicamente esa matriz", expresó el presidente de esta organización.


Las exigencias de un grupo que por siglos ha sido marginado no es noticia. Lo que es noticia, en cambio, es el bloqueo de la principal vía del suroeste del país: "El triste balance del paro agrario en el suroeste del país", es el titular de otra de las notas que este medio utilizó para indicar que la minga agraria ha propiciado un supuesto grave colapso en los servicios sanitarios, en la falta de combustible y en el transporte público, así como el hecho de que la Fuerza Aérea haya tenido que hacer centenares de vuelos para transportar a pacientes del suroeste del país a otras regiones.

El artículo apela a la emotividad del público cuando señala que el Gobierno aboga por la buena voluntad de los manifestantes que han creado "una situación tan caótica", según el medio, que "que el Gobierno a través del ministro del Interior Juan Fernando Cristo, hizo una solicitud bien particular a los líderes de las comunidades indígenas que bloquean la carretera: que permitan la habilitación de un corredor humanitario por al menos ocho horas”, agrega.

Pero la cuota de maldad por manifestar por sus derechos no solo les corresponde a los indígenas, sino también al gremio de transportadores, quienes se suman al "oscuro panorama" y al parecer no pueden esperar para presentar sus peticiones ante el Ejecutivo, según la perspectiva de este medio de tendencia derechista. “El paro del gremio transportador que terminaría por infartar aún más la delicada situación de la región”, califica la jornada.

En este sentido, Cuervo explicó que este tipo de matriz que está utilizando los medios de comunicación y el Gobierno es simplemente porque quieren vender la imagen de que en Colombia se ha acabado la lucha social, por lo que las acciones de estos movimientos que cada día se unen al paro es simplemente "injusta" para ellos. 

La Semana ha satanizado la manifestación cívica de los sectores marginados.

Noticias Caracol

En el Home de este portal web no se hace referencia a ninguno de los eventos que se están desarrollando en torno al paro agrario. Las noticias amarillistas de violencia y sobre lo que hacen o dejan de hacer las estrellas del mundo del espectáculo y del deporte parece ser más llamativo, que las violaciones sistemáticas de los derechos humanos por parte del Gobierno y el hecho de como organizaciones como el Ejercito de Liberación(ELN) o partidos políticos internacionales como Podemos, de España, repudian dichas actuaciones.


La cobertura que este medio efectúa sobre esta jornada, fue el bloqueo de la Panamericana, pero en ningún momento se trata de explicar qué motiva a estas comunidades a tomar estas medidas:


El Espectador

Para este medio, la noticia de este miércoles fue cómo la ciudadanía permanecía en vilo ante la posible o no reapertura de la Panamericana, en la que "los habitantes de ambos departamentos afrontan una crisis humanitaria a causa del cierre de esa vía principal", expresa El Espectador.

Pero además resaltó la advertencia de Juan Manuel Santos, quien aseguró el martes que no tolerará ningún tipo de bloqueo de vías en medio de las protestas y que aunque el Gobierno está dispuesto al diálogo, también tiene la obligación de "hacer respetar los derechos humanos" por lo que no le va a temblar la mano para hacerlo cumplir.


El Espectador, además de mantener la versión oficial que informó el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, de que uno de los indígenas fue arrollado por un carro civil y que los otros dos murieron por explosivos artesanales que iban a ser usados durante las protestas, y no por armas de fuego de los funcionarios policiales; también difundió las declaraciones de Villegas sobre sus estimaciones de que la responsabilidad de los constantes enfrentamientos entre los manifestantes y la Fuerza Pública recaía sobre la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional.

A esto Cuervo indicó, en primer lugar, que son bien conocidas las infiltraciones para provocar las acciones represivas del Gobierno, y con ello minimizar las muertes de los dirigentes indígenas bajo la premisa de que murieron por armas no convencionales usadas por las autoridades.

En segundo lugar, explicó que el que se repita una y otra vez que estos grupos defensores de sus derechos son aliados o herramientas de grupos guerrilleros como el ELN, solo es una estrategia para deslegitimizar las luchas que por años han desarrollado.

Además, como bien especifica el presidente de esta organización, ambos sectores tienen modos de operar diferentes: mientras las guerrillas tienen su forma particular de luchar, con todo su armamento; los campesinos e indígenas simplemente salen a las calles a protestar de manera pacífica, sin ningún tipo de armamento.

"Como siempre [el objetivo] es tratar de desvirtuar (...) estas organizaciones que están al margen de la ley, que son organizaciones de carácter guerrillero, pues tienen sus reivindicaciones, que en muchas ocasiones coinciden con algunas luchas populares, pero no tienen nada que ver en su participación", concluyó.


Ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, expresó que detrás
de las mingas agrarias está el ELN.
 
Para informar sobre la medida cautelar que la Minga Agraria solicitó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para proteger la vida, la integridad y la libertad de expresión de los manifestantes, El Espectador simplemente expresó: "Pues según la organización, ha habido una violación sistemática de estos derechos por parte de la Fuerza Pública y de las autoridades nacionales y regionales".

El Colombiano

Este medio resalta la declaración de Aurelio Iragorri, el ministro Agricultura, quien anunció que para la tarde de este miércoles la vía Panamericana sería desbloqueada.

El medio también señaló que, según Iragorri, el supuesto retardo por parte del Gobierno para solventar la crisis de la minga se debía a que las peticiones tanto de los indígenas como las de los campesinos son diferentes, e incluso, dispares. “El gobierno no puede permitir que sea por esta división interna de los manifestantes, que se esté afectando a la comunidad”, indicó el Ministro.


El medio, además, señaló que a parte de la crisis humanitaria que se presenta por las vías trancadas en varias partes del país, principalmente en el Cauca, la Cámara de Comercio del Cauca estima que los empresarios de ese departamento han perdido hasta el momento alrededor de 102 millones de dólares por el paro agrario.

Sin embargo, este medio no informó que una de las razones por las que los campesinos e indígenas protestan es porque el llamado "libre comercio" con Estados Unidos y Europa ha dejado como resultado altos índices de pobreza rural, amenazas de grupos armados irregulares y la falta de tierras propias para cultivar.

"Hay que mirarlo en el contexto: un Gobierno que no le ha prestado atención al campo, que no otorga créditos a los campesinos y a los indígenas, que no les entregan la tierra. Entonces esas pérdidas si no las cuantifican (...) Como están llevando al pequeño agricultor a la extinción y con la posibilidad de mantener a su familia, eso sí no lo cuantifican, ni lo miran.

Solo cuantifican las pérdidas que tienen los grandes empresarios", subrayó. 

El Colombiano cifra las perdidas del empresariado por el paro, pero no
indica que por ese mismo capitalismo es que la población campesina
e indígena viven en condiciones paupérrimas.