RESUCITO

RESUCITO

miércoles, 31 de mayo de 2017

Jesús Bastante: El Papa, a los pastores: "No se crean el centro de la historia, aprendan a despedirse"


Jesús Bastante
RV

RD.- "El pastor que no aprende a despedirse lo hace porque tiene algún lazo no bueno con su grey, un lazo que no está purificado por la Cruz de Jesús". El Papa Francisco lanzó una advertencia a sacerdotes y obispos que, una vez enviados a un nuevo destino, siguen medrando, no se despiden de sus feligreses, continúan ejerciendo una cierta influencia sobre sus sucesores.

Lo hizo en la misa matutina de Santa Marta, en la que clamó a los pastores que "no se crean el centro de la historia, aprendan a despedirse". "Oremos por los pastores, por nuestros pastores, por los párrocos, por los obispos, por el Papa, para que su vida sea una vida sin componendas, una vida en camino, y una vida en la que ellos no se crean el centro de la historia y así aprendan a despedirse. Oremos por nuestros pastores", clamó Francisco durante la homilía.

Así, el verdadero pastor sabe despedirse bien de su Iglesia, porque sabe que no es el centro de la historia, sino un hombre libre, que ha servido sin componendas y sin apropiarse de la grey, recordó.

El Papa centró su reflexión en la primera Lectura tomada del libro de los Hechos de los Apóstoles, que, tal como señaló el Pontífice podría titularse: "La despedida de un obispo". Y recordó que Pablo se despide de la Iglesia de Éfeso, que él había fundado. Sin embargo, dijo Francisco: "Ahora debe irse":

"Todos los pastores debemos despedirnos. Llega el momento en que el Señor nos dice: ve a otra parte, ve allá, ven aquí, ven a mí. Y uno de los pasos que debe hacer un pastor también es prepararse para despedirse bien, no despedirse a medias. El pastor que no aprende a despedirse lo hace porque tiene algún lazo no bueno con su grey, un lazo que no está purificado por la Cruz de Jesús".

Por lo tanto Pablo - prosiguió explicando el Obispo de Roma - llama a todos los presbíteros de Éfeso y en una especie de "consejo presbiteral" se despide. Además, el Papa destacó "tres actitudes" del Apóstol:

Ante todo afirmó que nunca se echó para atrás: "No es un acto de vanidad", "porque él dice que es el peor de los pecadores. Lo sabe y lo dice". Y sencillamente "relata la historia". Además, "una de las cosas que dará tanta paz al pastor cuando se despide - explicó el Papa - es acordarse de que jamás fue un pastor de componendas", sabe "que no ha guiado a la Iglesia con componendas. No se echó para atrás". "Y para esto se necesita valor".

Segundo punto: Pablo dice que va a Jerusalén "obligado por el Espíritu", sin saber lo que le sucederá allá". Obedece al Espíritu. "El pastor sabe que está en camino":

"Mientras guiaba a la Iglesia lo hacía con la actitud de no hacer componendas. Ahora el Espíritu le pide que se ponga en camino, sin saber qué cosa sucederá. Y continúa porque él no tiene nada propio, no hizo de su grey una apropiación ilícita. Ha servido. ‘¿Ahora Dios quiere que yo me vaya? Me voy sin saber qué me sucederá. Sólo sé - el Espíritu se lo había hecho saber - que el Espíritu Santo de ciudad en ciudad me confirma que me esperan cadenas y tribulaciones'. Eso lo sabía. No voy a jubilarme. Voy a otro sitio a servir a otras Iglesias. Siempre el corazón abierto a la voz de Dios: dejo esto, veré qué me pide el Señor. Y aquel pastor sin componendas ahora es un pastor en camino".

El Papa Francisco explicó el motivo por el que no se apropió de la grey. Tercer punto: Pablo dice: "No considero preciosa mi vida": no es "el centro de la historia, de la historia grande o de la historia pequeña", no es el centro, es "un servidor". Y citó el dicho popular que dice: "Como se vive, se muere; como se vive, nos despedimos". Y Pablo se despide con una "libertad sin componendas" y en camino. "Así se despide un pastor".