RESUCITO

RESUCITO

miércoles, 2 de julio de 2014

Sínodo de la familia



Pedro Pierre

El Vaticano acaba de publicar el resultado de la encuesta que había mandado al final del año pasado sobre la pastoral familiar en las parroquias y las diócesis católicas. Este 'documento de trabajo' servirá de base para un primer sínodo -o encuentro de obispos- en Roma en octubre próximo sobre este tema de la familia. Todo esto será la preparación a un 2° sínodo a finales de 2015, al cabo del cual el Papa escribirá un documento de orientación.

La novedad había sido la encuesta enviada por el Vaticano a todas las diócesis católicas para que la hicieran llegar a las parroquias a fin de que los católicos contestaran las preguntas. Estas habían de ser enviadas luego al Vaticano. De esta manera el papa Francisco quería saber el parecer de los bautizados sobre la realidad de la pastoral familiar entre las bases de la Iglesia: su conocimiento, su práctica y su parecer frente a las situaciones matrimoniales actuales. Así que dicho documento-resumen ha de reflejar no solo lo que piensa el clero, sino lo que han expresado los católicos que han respondido, sea personalmente, sea en grupos.

Los primeros comentarios hacen notar como punto relevante que el vocabulario utilizado por la Iglesia sobre la familia, por una parte, no es entendido por los católicos en general y, por otra, no es practicado porque aparece demasiado alejado de su realidad cotidiana. El resumen hecho por el Vaticano comienza por la visión de la Iglesia católica sobre la familia y el matrimonio. Este documento no es primero para dar orientaciones, sino plantear las realidades actuales de la familia con sus grandes novedades, delinear la visión que tiene la Iglesia católica a partir de las vivencias de los católicos: 'La voz del pueblo es la voz de Dios', se completará con los criterios de la Biblia, en particular del testimonio de Jesús, la reflexión teológica tradicional y las novedades que salieron a flote desde el último Concilio Vaticano 2°.

Sería bueno, vista la incidencia que tiene la voz oficial de la Iglesia católica, que muchos leyéramos y conversáramos este documento para aportar nuestros puntos de vista, a fin de que las orientaciones finales ayuden a muchas familias a enfrentar mejor los desafíos que les plantea la vida actual, con esperanza y optimismo, tal como lo ha despertado el papa Francisco desde su elección. Pues los mayores retos para todas y todos son la defensa y promoción de la vida y el amor que se vuelve solidaridad efectiva, en particular hacia los más necesitados.