RESUCITO

RESUCITO

domingo, 9 de julio de 2017

C. Doody/Agencias: El Papa denuncia que existen "alianzas muy peligrosas que tienen una visión distorsionada del mundo"


C. Doody
Agencias

Este sábado, segunda y última jornada de la cumbre del G20 en Hamburgo, el Papa Francisco ha reiterado su llamada a los líderes de los países más ricos del mundo a que solucionen "el principal problema" del mundo de hoy: "los pobres, los débiles, los excluidos, de los cuales los inmigrantes forman parte". Obstáculo para lo cual, a juicio del pontífice, son las "alianzas muy peligrosas entre potencias con una visión distorsionada del mundo", como pueden ser las que hay entre EEUU y Rusia o entre Putin y Assad en Siria.

En una entrevista publicada hoy en el diario italiano La Repubblica, el Papa da voz de nuevo a sus inquietudes ante la reunión del G20, de igual modo en el que lo hizo este viernes en su mensaje al encuentro. Texto este en el que el obispo de Roma insistió en que los políticos "den prioridad absoluta a los pobres, a los refugiados, a los sufridores, a los desplazados, a los excluidos, sin distinción de naciones, razas, religión o cultura", y que "rechacen los conflictos armados".

El periodista y fundador del periódico italiano, Eugenio Scalfari, mantuvo el pasado jueves una conversación con el pontífice argentino que se publica hoy y en el que Francisco intensifica su preocupación por los resultados de la reunión de Hamburgo.

"Temo que existan alianzas muy peligrosas entre las potencias que tienen una visión distorsionada del mundo. América y Rusia, China y Corea del Norte, Putin y Assad en la guerra de Siria", dice el Papa.

En detalle, Francisco explica que su preocupación es sobre todo por "la inmigración" pues "hay países donde la mayoría de los pobres no proviene de las corrientes migratorias sino de la calamidades sociales, y en otros hay pocos pobres locales pero se teme la invasión de los inmigrantes".

"Por esto me preocupa el G20 porque afecta a los inmigrantes de los países de medio mundo y les afecta cada vez más con el pasar del tiempo", agrega.

Francisco reclama a Europa su responsabilidad después de que "el colonialismo partió de Europa y tuvo sus aspectos positivos, pero también negativos. Hizo que Europa se enriqueciese, fuese el más rico del mundo y por tanto el objetivo principal de los pueblos migratorios".

El pontífice comparte la idea de una "Europa federal" e insta a los países del Viejo Continente a moverse o, advierte: "Europa se convierte en una comunidad federal o no contará nada en este mundo".