RESUCITO

RESUCITO

jueves, 8 de septiembre de 2016

Alerta amarilla



Padre Pedro Pierre

La situación internacional se complica y muchas voces se levantan para lanzar una alerta amarilla -si no roja- y animarnos a tomar más decidida y organizadamente las riendas de nuestro destino. En América Latina está el escandaloso juicio político en Brasil que terminó con la suspensión de la presidenta Dilma Rousseff, después de Honduras, Paraguay y Argentina. En Estados Unidos está la candidatura escalofriante a la presidencia del señor Trump a lado de la señora Clinton, no menos preocupante.

En Europa se acumulan los problemas de convivencia ciudadana por el consumismo desenfrenado de una minoría, el racismo contra los musulmanes, el aumento del desempleo, en particular entre los jóvenes; la llegada semanal ininterrumpida de miles y miles de migrantes que huyen del hambre y las guerras. Son denunciados por todas partes como peligrosos los diferentes tratados de libre comercio. Continúan las guerras coloniales por el acaparamiento de las materias primarias en África, Medio Oriente y Asia.

El pontificado del papa Francisco encuentra enorme resistencia por su voluntad de cambios y de regreso al mensaje evangélico. Por todas partes está la gran batalla de los medios de comunicación que pasan a ser, bajo el poder del dinero, los grandes manipuladores de las informaciones y de las conciencias. En este panorama, en Ecuador van despotricando los innumerables candidatos a las elecciones presidenciales y legislativas de febrero próximo. Por todas estas partes del planeta aparecen los autoproclamados salvadores de siempre, que nos quieren hacer creer en un futuro glorioso...

A pesar de todos los pesares, aparecen espacios cálidamente soleados y horizontes de vigorosa esperanza. Por ejemplo, está la firma de la paz en Colombia que siembra mucha esperanza en todo el continente. Las propuestas indígenas del bien vivir desde el continente Abya Yala interesan a cada vez más gentes a nivel mundial para encontrar mejores caminos de vida y convivencia. Crece una conciencia mayor de los pueblos con su decisión de comenzar a vivir lo que quieren. Jóvenes de todos los continentes son más críticos y se deciden a vivir y convivir de una manera más responsable.

Está también el 10° Encuentro Latinoamericano de las Comunidades Eclesiales de Base en Paraguay. En agosto pasado, el Foro Social Mundial en Canadá ha reunido a miles de movimientos populares como también el primer Foro Mundial de los Medios de Prensa Libre y Alternativa. La propuesta de un salario (revenu de base: renta básica) mínimo universal; ya varios países han comenzado a aplicarlo, aunque de manera limitada. Están empezando los Juegos Mundiales Paralímpicos de personas especiales en el mismo Río de Janeiro.

Depende de nosotras y nosotros que la alerta se quede en amarillo con dirección a verde: nadie más que nosotras y nosotros, más conscientes, más organizados y más decididos, lo podemos hacer posible. Este camino está en marcha y tenemos que sumar esfuerzos para que se vaya ensanchando cada vez más desde lo personal, lo local e internacional.